domingo, abril 9

Llueve por dentro.
Llueve por fuera.
Como un espiral
de suspiros
los recuerdos pasan.
Un gris opaco
iluminando con clase,
como una muestra de arte.
Una tenue luz se vislumbra,
es esa luz la que crea el efecto
la que invita a volar
a soñar, a buscar…
Seguir insistiendo, resistiendo,
viviendo!
(aunque parezca raro)
Sentir la luz como parte de
uno mismo.
Valeria Elías
PH: Sebastian Leonardo Granata


jueves, febrero 2

Época triste para la poesía
cualquiera osa llamarse poeta,
con apenas esbozar
tristes palabras con falso hilván.
El gran tejido acepta las malas hebras,
son parte de la trama
así como las buenas.
Y los necios, ignorantes
validan a cualquiera
“eres un poeta, te lo dije”
mas no escriben, sólo palabras frías
que buscan lucir egocentrismo y banalidad…
Triste destino para la poesía
si falsos poetas juegan a perjudicar al real…
El poeta verdadero siempre ha sufrido la injuria y el desdén!
Más, el verdadero poeta escribirá siempre
pero el otro, tarde o temprano fracasará.
Triste realidad se vive
si cualquiera puede validar
a un simple escribiente, como poeta
eso a lo que nunca llegará.
El poeta trabaja en silencio,
en las sombras
e ilumina a todos con su verdad.

Valeria Elías 


Uno no sabe, si prefiere vivir a la luz o en las sombras, tanta es la majestuosidad del universo, que muchas veces uno se confunde entre lo bello y lo perverso... pero lo cierto es, que lo perverso no contiene nunca la belleza y la paz... por eso el equilibrio perfecto es un amanecer, un ocaso, aunque muchas veces se parezcan...

Valeria Elías