sábado, junio 24


Debo pedirte perdón por lo que hice y por lo que no hice también

Debo encontrar las palabras precisas que no mientan como ya lo hice…

Como resignar mi gran mentira, como quitarme esta mascara tan aguerrida

Y como seguir disimulando lágrimas cuando hablan por si mismas…

Tal vez encuentre, algún día, tal vez…

Debo aun disculparme por tu indiferencia hacia mí, que nunca quise ver, pero que siempre estuvo allí…

Valeria Elías

3 comentarios:

Mirtha dijo...

Si lo sabre yo de esas indiferencias... no hay peor ciego qe el que no quiere ver, a veces tenemos las respuestas ahi enfrente y por temor a la soledad y al sentirse abandonado esquivamos toda sensación de indiferencia. El seguir adelante con la frente en alto, el luchar por lo que se quiere (siempre y cuando valga la pena y sea correspondido) es la batalla de todo heroe.

Bonito escrito :)

Gonza dijo...

pasaba para saludar y me encontré con este lindo escrito, que tiene una encantadora simplicidad :)
muy lindo vale, seguí así!

ZapateroRemendon dijo...

hace tiempo que no pasaba por aqui, pero aun tu tono triste no se ha disipado.