lunes, julio 10


“Confieso que he asesinado”.

Si de asesinos se trata yo soy el peor, el más perverso de todos, he matado una y mil veces. No me arrepiento de nada y lo seguiré haciendo por siempre, porque no concibo la vida sin su contracara: la muerte, porque también estoy en ella.

Hice cosas atroces, feroces e inhumanas, vi correr sangre por doquier y la he bebido, comí de sus carnes y aplasté sus corazones, deshice sus cerebros en partículas muy pequeñas... Soy el General en todas las batallas...

Nada me importa más en la vida que gobernar, ser soberano y tener millones de esclavos a mi merced; no importa el precio a pagar, quien elige este camino está destinado a la muerte segura y jamás permito volver atrás.

Con mis garras destrocé los rostros felices y hambrientos, con un puñal descuarticé sus cuerpos, muy despacio casi imperceptible, y con una bala les estallé los sesos desparramándolos por el infinito.

Pero antes de matar hay un rito sagrado: el besar a las víctimas, acariciarlas y llegado el instante más profundo del goce, el éxtasis y la extrema locura, ese es mi momento, debo atacar...

Comienzo a desgarrarlos con los dientes, escurro la sangre que se desliza por los cuerpos con mi lengua y es entonces cuando clavo el puñal... Y lágrimas, llantos, suspiros, risas, sarcasmos, ironías, dolor, angustia, constricción... todo, todo ocurre, piden perdón, suplican por sus almas, intentan huir, pero es en vano, porque desalmado y sediento me apodero de ellos, y los destruyo, los devoro y luego los vomito, caen en mi trampa.

No me arrepiento de nada, y pago el precio... Aunque deba esconderme en los rincones fríos y oscuros, escurrirme por entre las sombras y llegar cuando menos se lo esperan como un rayo de luz; y sé que aunque muchos me odian, a la vez me desean desesperadamente: noches de insomnio, locura y sacrificios extrahumanos...

Soy un asesino, confieso que he matado, los asfixio, los exprimo y me hago dueño de todos sus estados. Pago el precio, no me arrepiento, así como mato, más de una vez me han asesinado.

Jamás me arrepentiré de lo que he hecho, cumplo con el mandato divino de ser el principio y el fin de todo lo creado... Ser el universo mismo, su fuerza y su legado.

Imagino que ya sabes mi nombre, no te escondas, ni me busques, yo te encontraré... tu sentencia está dictada, estoy siempre más allá de todo lo pensado... Si de locura se trata, soy el culpable por haberlos encontrado.

Valeria Elías.

7 comentarios:

Mirtha dijo...

He caido en esas garras que atacan sin piedad, he llorado, suplicado sin ser escuchado mi lastimado corazón.

Pero me he levantado de esa penumbra con la esperanza de volver amar, esa es mi verdad. Y a la espera estoy... espero no desfallecer mientras tanto vivo cada minuto como si fuera el último en mi vida.

Beshitos ;D

digler dijo...

si hay un personaje esperándome al final de este camino estoy seguro que es lo más parecido a mi mismo...

no recuerdo dónde lo leí

Amada Inmortal dijo...

Mirtha: nadie dijo que el amor no duele, y sufrimos por ello, pero disfruto del goce de poder decir que estoy enamorada y siempre mi ultima palabra será "siempre te amaré" y me dejo morir... Vuelvo a nacer con la esperanza de que algún día ya no deba morir, sino dedicarme a vivir sin renunciar a lo que siento... Gracias por estar ahí!

Digler si no me equivoco puede ser de Borges... Y sep, buscamos los espejos... Benedetti dice "...sereno en mi confianza confiado en que una tarde, te acerques y te mires, te mires al mirarme." Yo creo que aún los espejos engañan... más si uno no sabe mirar... Gracias por pasar, te espero de nuevo!

ZapateroRemendon dijo...

Oh! reina palabras audacas leo sin embargo estas me dicen algo muy distinto a lo que escribes, no te castiges por cosas que merecen alabanzas...
Miles de batallas has ganada y muchias mas ganaras de eso no hay duda, sin embargo aveces hay que saber cuando luchar algunas de ellas esperar y esperar, se que no eres asi... por eso mi consejo tal vez no te sirva de nada...

Saludos reina mia y si quieres tener miles de esclavos como dices, lo unico que puedo proponertte es que te conformes con tener uno...


XXOO

Amada Inmortal dijo...

Gracias mi Remendón, siempre presente, siempre conmigo... Que tanto me conoces que sabes hasta lo que pienso sin decirlo... Pelié una batalla por el gusto de pelearla... Sólo me quise provar que podía hacerlo y porque así lo sentí... Tambien te quiero mucho...

Dario "amado inmoral" dijo...

Wauuuuuu... joya, a veces yo tambien pienso asi sobre mis vecinos, jajaja

Amada Inmortal dijo...

Gracias Dario! "mi amado inmoral"... jejeje decí que dentro de poco te vas, que sino me daría miedito jajajaja Besos cariño