sábado, diciembre 9


De su olor a miel impura

que retoca los sentidos,

volvió a despertar,

aún errante,

el fantasma de su música.

Como una gota que acaricia la espalda.

Valeria Elías

6 comentarios:

Pera Acaramelada dijo...

me dejaste con sensacion de estar levitando :)

seba dijo...

mmmm...espalda..jeje que habra mas abajo....jejejeje.....besos

ZapateroRemendon dijo...

Dolores del pasado que se hacen presentes de nuevo... Dejalos desaparecer...
No eres Tu, no te castigues, no sufras, no pienses, dejalo salir y que se extinga... hazme caso una vez :)

David dijo...

Hay veces que tus poemas me inspiran otros. Hay otras veces, como esta, que prefiero respirarlos, ahora que he descubierto que algunos me gustan.

Enrique dijo...

Amada me gusta tu espacio, sobre todo con esa rosa allí.
Besos linda.

Amada Inmortal dijo...

pera: que bueno... Bienvenida!!! gracias por la visita
seba: jajaja investigalo ;)
zapatero: tal vez no sea yo o sea solo yo, aun no lo sep... bechos
david: que bueno!!! gracias...
enrique: muchas gracias... besos