domingo, enero 13


Y que sí partí el pan
y se lo dí a los discípulos
y sí que lloré a la par de Maria
Y me sumergí en mi propio abismo...

Yo fuí más que tierra
más que hierba viviente
fuí más que una siemple
leyenda...

Soy el que siempre calla
mientra tu hieres...

Valeria Elías

12 comentarios:

TRuLy dijo...




Que maravillosas letras...!

me gusto mucho.


Miri dijo...

Me encantó!!

Me dío mucho gusto leerte y aparte me ecanta como está todo el blog!

Te dejo un beso grande.

Alma enamorada dijo...

Muy bellos tus versos...
Te dejo besos y abrazos!!
Salu2.

Poetiza dijo...

Un placer leerte, bellos tus versos, Te dejo abrazo y besos y te deseo suerte en todo. Cuidate mucho.

A k e l a dijo...

Que lindo Vale!!! Quiero que nos visites!!!
Besos y abrazos amiguita :**

Richard Torchiani dijo...

Gran final

SaLudos!

Robin dijo...

Deberíamos aprender a gritar hasta con el silencio.
Qué se sepa del sufrimiento y también del gozo.
Y ya sabes lo que pienso de las personas distintas, son delicadas criaturas que no acaban de comprender los crueles avatares de este mundo y que han de entender que ellas lo mueven, con su rebeldía, con su insólita visión. Es un privilegio serlo…tal vez lo disfruten después de elevarse por encima de su inhabitual sentir.
Un besito.

** MARÍA ** dijo...

Hizo lo que sentía, quizás lo que salió del alma. No todos se comportan ni comprenden lo más espectacular de la vida.

Bellas palabras transformadas en un poema, delicado y sensible.

Besos,


** MARÍA **

MentesSueltas dijo...

Muy, pero muy bellas, casi para leer todos los arterdeceres.

Dejo un abrazo enorme.
MentesSueltas

Umma1 dijo...

Qué hermoso final!!

Un abrazo

Mensajero de amor dijo...

...y el que tengas oídos para oír que oiga, yo les mostré el camino, pero tu tienes el libre albedrío para elegir que deseas dar y por consiguiente recibir...

Un fuerte abrazo y que DTB

digler dijo...

las palabras finales lo encierran todo