martes, abril 1











Si no me gustaran los laberintos, no me perdería en tu cabeza,

en la belleza de lo incierto

voy navegando dudas y espejos

simples reflejos de lo complejo.

Ahí en el desierto mar donde habitan los recuerdos

en donde suelo perderme para no encontrarme

negando recordar lo que ya está en mí.

Si no fueran tus ojos, negros, pardos, infinitos.

Años buscando perdón, años rezando que la pesadilla acabe

Si no me gustara la oscuridad no me hubiera acercado tanto a vos,

en la belleza de la incertidumbre

estoy conjurando los hechizos, las mismas palabras que una vez supimos decir,

simples fuerzas que unen lo que otros separan.

Ahí, donde me dejaste y te deje

Esa misma tarde en que me perdí, para que me encuentres

Esa misma noche en que renunciaste,

Ese mismo día en que me negaste y me callé.

Años pagando el castigo de un amor, de un trunco destino.

Valeria Elías

6 comentarios:

mi despertar dijo...

Que poema intenso como tu alma
recuerdos desde mí

Anónimo dijo...

Me gusta mucho como escribís Valeria

TRuLy dijo...




OMG que tal imagen...
me quede muda :|


jajaja


MentesSueltas dijo...

Letras desde el interior... bellisimo.

Te abrazo
MentesSueltas

Poetiza dijo...

Hola, tengo un regalito para ti en mi blog:PREMIOS Y REGALOS BLOGGER. No es obligatorio pasar por el o colocarlo en tu blog o continuar con la cadena. Cuidate mucho. Besos.

Gitana dijo...

Con este poema vinieron muchos recuerdos a mi... muchisimos, de cosas que he estado pasando... es como si hubiera sido una pregunta, o la respuesta a una de mis preguntas...