jueves, junio 5


El color de la vida, siempre quise saber como es,
tome mis pocas cosas y salí al camino.
Camine senderos maravillosos y otros no tanto,
en ellos fui encontrando brujas, magos, chamanes,
ancianos milenarios y hasta niños iluminados
pero al formular mi pregunta sólo decían "sigue caminando".
Me hice de amigos, conocí lugares insólitos
y aprendí muchas cosas más de las que creía que existían.
Ví todos los arcoiris, los campos sembrados,
las montañas en primavera, los mares tempestuosos y más calmos.
El cielo con su inmortalidad me mostró todas sus facetas.
tanto camine y di vueltas, con tantas personas me encontré,
que un día un pequeño gorrión que andaba esperando en un sauce
me dijo: "caminante, tanto caminas y nadie responde lo que haz perseguido...
amigos y enemigos por doquier sembraste,
vuelve a casa y sé en el camino paciente..."
Ya cansado y sin más motivación que la de descansar
di media vuelta y comencé a retornar...
En el camino encontré miles de paisajes nuevos,
más amigos y muchos de los amigos que ya tenía...
por momentos quería quedarme donde estaba,
pero debía ser paciente y llegar al punto de donde salí.
Al irme acercando, de repente, mis sentidos cobraron mayor sensibilidad,
casi con miedo pero con mucha ansiedad me fui acercando...

Y sí, salí a buscar los colores de la vida,
y ahí estaban, donde siempre estuvieron,
familia y amigos eran el gran arcoiris que tanto buscaba
y el color que le faltaba era simplemente yo,
que hasta entonces no me había dado cuenta de mi propia felicidad...

El color de la vida se lo daba yo con los valores que le otorgaba a cada uno.

Valeria Elías

13 comentarios:

Martín_Espinoza dijo...

Y cada su tiene su valor por sí mismo. a veces por buscar lejanos tesosor nos volvemos ciegos a los tesoros cercanos, los cotidianos.

abril dijo...

Querida amiga, se que te puedo llamar así.... hacemos de los colores algo más que meras vibraciones de luz y hacemos de los sonidos de las palabras algo más que simples vibraciones de aire: construimos con ellos puentes hacia la magia.
un abrazo.

amor dijo...

familia, amigos y nuevos amigos también

amor

George dijo...

yo soy un mago, y hasta tengo un pa�s, cuando quieras alli estar�.

Mar y ella dijo...

Una vez estando aún el colegio,una pequeña niña me pregunto ¿ves verde??.....a próposito del tonmo de mis ojos....me causo gracias...pero creo que si me la preguntara hoy le diria si..veo verde....veo el reverdeces de mi vida...veo el color de la esperanza de que vivir es lo más bello ..
Un abrazo
Mariella

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

bello blog me gusto mucho
te invito si no es molestia a conocer el mio

Cyborg-poeta dijo...

Uno nunca se da cuenta de todo lo que tiene...
...es un buen ejercicio mirarnos a nosotros mismos desde afuera...

La felicidad puede ser nuestra, pero al no saberlo podemos errar el camino...

Poetiza dijo...

Bello texto. Familia y amigos. Bellos colores. Y hay amores de colores inigualables. Saludos amiga, besos y cuidate mucho.

** MARÍA ** dijo...

Sólo hay que mirar en nuestro interior para ver y encontrar lo que realmente queremos y nos hace falta.

Bellas palabras en tu texto amiga, Valeria.


** MARÍA **

Fernando Rodrigues dijo...

Lindo

parabéns

Poetiza dijo...

Hola, en mi blog. PREMIOS Y REGALOS BLOGGER tengo un regalito para ti. Pasa cuando tengas tiempo. Besos y cuidate mucho.

.†. RONY .†. dijo...

q escrito tan bonito, la verdad es q la vida tiene muchos colores, creo q todo depende de como te sientas, como lo veas y como la quieras vivir, es una mezcla extraña y a la vez bonita, un gama inmensa diferente para cada ser humano.
un saludo
feliz tarde :)

M.M. dijo...

Como bien dices, querida amiga, el color de la vida se la da una. Ese color se va formando en base a nuestras experiencias, los recorridos que hacemos, los amigos, las familias y la paciencia en el caminar.

Beso,

Maya