jueves, octubre 22


Este tiempo aprendí
que el amor verdadero
nunca te abandona.
Aprendí que el tiempo
nos da la oportunidad
de crecer, de cambiar, de mejorar
o todo lo contrario, eso depende de uno.
También entendí la diferencia
entre perdonar y aceptar al otro,
entre un abrazo sincero y uno vacío,
entre un beso de amor y otro por querer
sentirse menos frío.


Aprendí que la palabra mejor dicha
es tal vez aquella que en su momento
no supe decir,
y que la peor palabra es aquella
que dije sin sentir.
Comprendí que la vida te da oportunidades,
que uno puede elegir, y que eso nos
hace libres y que las consecuencias
siempre son la verificación
de lo positivo o negativo de la elección.

Tuve oportunidad de vivir intensamente
de superarme a mi misma y
ayudar a los demás.
Pude amar y ser amada
tan intensamente, de tantas formas diferentes
que por fin entendí
de que va la cosa.

No tengo de que arrepentirme,
más sí aún, me cuesta el propio perdón
pero es como a todos,
uno no aprende todo de todo
en un solo tiempo,
sino que le espera un largo y arduo
camino por recorrer,
que no se hace solo pues escoge
quien o quienes lo acompañan
y que paso a paso se van dando las cosas
y nos vamos haciendo cada vez más
lo que somos y más queremos ser,
entre penas y alegrías...


Nos forjamos a fuego y agua
golpes y caricias,
como la mejor espada
que no se construye para la guerra
sino para saber que existe
y que su existencia genera
la posibilidad de ser utilizada
o simplemente ser apreciada...
Como la mayor artesanía
ejemplo de una buena templanza.

Valeria Elías

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me has hecho suspirar con tus versos.. de un amor verdadero..

Un gusto leerte

Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfrutes de un buen fin de semana..

DAME TODO dijo...

Comento con el sólo fin de anticiparme al Poeta Anónimo...te gané, LOSER !!!

Besos Val!

Un gramo de locura dijo...

NENA TE ZARPASTE ¡¡¡ BRILLANTE
ME SALIO ASI... ES EXCELENTE
BESOS

Mieszko dijo...

Limpio, muy rica tu manera de escribir, no me desconecte y segui al hilo leyendo cada verso. Mi parte favorita: "Aprendí que la palabra mejor dicha es tal vez aquella que en su momento no supe decir,y que la peor palabra es aquella que dije sin sentir."

Noise leemos

Anónimo dijo...

En realidad no pensaba responder al agravio de "dame todo" (¿?) porque me encontré en la disyuntiva de, al hacerlo, ensuciar el portal con cosas que no tienen sentido e incomodar a la propietaria y a los lectores del blog, o de responder sobre el comentario.. pero voy a mantenerme al margen, porque no creo haber ofendido a nadie con mis comentarios...
y por lo de "te gane, loser".. por favor, eso dejalo para el recreo de la escuela..

LiterataRoja dijo...

la familia que uno elige...

osito (sabes quien soy) dijo...

Creo que todos ya deben conocer sobre el comentarista anonimo...

Creo que lo de "loser" esta mal, pero lo de escribir como anonimo y nunca dar la cara creo que muy bajo o bien tener miedo.
Tambien podemos asociarlo a no dar la cara, cagon, y demas adjetivos que no dejarian de probar la falta de valor del "Anonimo"

Pues bien, si ese "anonimo" se considera maduro, seria bueno que lo demuestre.

Vale, me encantan tus poemas, las notas de los desinteresados nunca opacan tu creatividad.
Que andes bien, besos, adios.

WHO dijo...

Hago mía tu descripción de la amistad, también yo tengo la fortuna de compartir mi vida con maravillosas personas que adoro en toda su imperfección.
Un beso, Who.