lunes, marzo 29

Saber entender que las personas
a veces, no son
lo que dicen ser.
Demuestran para impactar,
pero son solo imágenes, nada real.
Tristes almas que se muestran
superadas y elevadas
pero ante determinada situación
se rebajan más allá de lo que dicen ser su condición.
Vivimos en un mundo de fantasías
y mentiras decoradas.
Mientras la verdad y lo real
se va desintegrando lentamente,
y sólo perdura, en la mirada
de los niños, sus sonrisas y
las pocas palabras que, aún,
 no han sido contaminadas.

Valeria Elías

5 comentarios:

Kainrus Beheremont dijo...

Saludos mi querida Valeria....

Espero no haber malinterpretado vuestras palabras con mi impetu y al mismo tiempo con mi osadia.... Acaso... ¿acaba de caerse del pedestal?, o es que ¿finalmente ha superado su estatus, y se ha mostrado como tu lo quisiste ver?

te pido me contestes pronto.

Amada Inmortal dijo...

pocas personas cambian en verdad en la vida, pocas personas son capaces de crecer y aprender... Mi querido Kainrus, ciertamente tenias razón, no valia para nada la pena todo lo que hice lo que pasó, era solo un juego perverso para demostrarse nada más... simple juego de un cobarde que no se hace cargo de sus propios actos... todos tenían razón... yo perdoné y volví a perder... como si esto fuera culpa mía... gracias por estar y por tu preocupación... besos te quiero!

Kainrus Beheremont dijo...

como me lo dijiste una vez.... es un riesgo que debemos correr, el amor es una espada de dos filos a la que tenemos que tomar por el mango, pero es a veces tan intensa que tendemos a tomarla por el filo lastimandonos y dejandonos cicatrices eternas..... asi es el amor vale....

Poetiza dijo...

En la vida todo se paga, aqui, en vida. Lindo leerte. Besos, cuidate amiga.

Poetiza dijo...

Amiga, paso a dejarte mis saludos y un beso, cuidate mucho.