martes, abril 27

Jamás me sentí más libre
que cuando dejé ir las cosas, las personas.
Siempre pensé que nada me pertenecía 
hasta que me di cuenta que me pertenezco 
a mi misma.
Cuido lo que se me brinda,
lo protejo y me protejo;
pero no quiero nada a mi lado
que no esté dispuesto a estarlo sinceramente.
Aprendí a vivir de manos abiertas
y nunca pensé en cerrarlas,
por eso jamás estoy sola,
pues lo que está no se aparta,
sólo se aleja y regresa
cuando el universo disponga.

Valeria Elías 


7 comentarios:

WHO dijo...

Fuera apegos innecesarios
Fuera personas vacías
fuera intereses interesados
Fuera la cantidad
Adentro la calidad.

Inteligente reflexión, la comparto totalmente como filosofía mínima de vida.
Un beso muy fuerte, Who.

Poetiza dijo...

Amiga, un poema para reflexionar, yo tambien cuando deje ir las cosas me senti libre........Hermoso recordar leyendote. Un beso amiga, cuidate mucho.

WHO dijo...

La imagen de mi Post es la Isla de Lobos, vista desde Corralejo ( Fuerteventura), Lanzarote es mucho más grande y está detrás de ésta.
Me alegra saber que conoces las Canarias, si vienes estaré encantado de enseñarte mi isla, Gran Canaria.
Un besazo, Who.

Carla dijo...

Cuando el universo disponga... es totalmente cierto.
Este poema habla de verdades, y es muy hermoso.

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy bonito el verso,
es un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

El Mostro dijo...

Muy lindo el pensar sobre el querer.

Saludos.

Norma Ruiz dijo...

Valeria:
bellisímo amiga.
¡de lujo¡
besotes