miércoles, mayo 12

Musa, dícese de quien inspira lo más sublime al alma humana, dicen que las musas andan rondando las casas de los locos, de los no tanto y de aquellos perdidos del mundo que van en busca de lo esencial. Musa, tan humana como efímera, tan real como imaginaria, tan secreta y misteriosa como palpable y concreta... No se si alguien tan terrestre puede serlo... diría más bien que es a la inversa (y sabes que es cierto)... nada pasaría en mi mundo, si no fuera porque en tu alma está escrito el código que abre las puertas de mi cielo y destierra al infierno a todos los fantasmas del pasado. En esta batalla sin guerra, en este lugar sin contrincantes, estamos peleando un sueño, buscando un horizonte. La inspiración más bella que cualquier alma puede aspirar: EL AMOR.
Así de sencillo como se debe decir: yo te amo...

                                                                                            Valeria Elías
Escrito estúpidamente un día de octubre para alguien que no sabía sentir y aún cuestiona el sentir... Acaso uno ama estupidamente? Creo que no, creo que es más estúpido aquel que no puede amar y miente amor... 



4 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

El amor...el inspirador de todos los tiempos!
un abrazo

Carla dijo...

El amor inspira a las musas. Siempre es mejor amor

Kainrus Beheremont dijo...

mi querida Valeria:

Debo entender que tu texto es especial en el sentido de que se como te sentias el dia que lo escribiste... pero yo te pregunto vale... ¿Acaso aun extrañas esos sentimientos?, es posible que si pero eso no debe ser un impedimento para que sigas creciendo en tu espiritu, has hecho tanto vale, no debes dejarlo partir solamente.... termina el caso cierralo, habla una ultima vez con el.... dile lo que debes decirle.... dile lo que sientes y te hizo sentir, dale las gracias por el hecho de que te hizo feliz un tiempo... pero dile que es hora de terminar por completo..... perdonalo.... y cierra el capitulo.... seguiras adelante.... como debe ser...

SILENO dijo...

muchas veces nos para el miedo a entregarnos sin barreras, a amar por miedo al dolor, pero como bien dices cuando uno se entrega sin mirar sabiendo que lo que entrega es todo uno, cuando uno se entrega sin esperar, ama sin esperar nada a cambio es cuando realmente existe el amor, la entrega, el deseo y la verdad. cuando uno espera algo a cambio nos convertimos en comerciantes, yo te doy si tu me das.
seamos libres y deseemos siempre el amor para los demas. no esperemos siempre algo a cambio.

un beso, sigo aqui.