domingo, mayo 8

De angeles y demonios...

Cansada, hastiada de toda vida,
vagando libremente por las calles de la desolación,
sacrificando el último suspiro
asesinando toda esperanza de reanimación...

Iba perdiendo lo más importante pensando que merecía lo peor,
iba mendigando cariño e inventando motivos de perdón.
Desahuciada y sin oportunidad de resignación
grite tu nombre en la oscuridad,
pacte con el diablo, pero él se negó.

Dios había olvidado quien era,
quien fui, y me dejó...
Con toda la miseria a cuesta,
sin probabilidad de salvación...

Como un milagro piadoso entre las fuerzas,
entre ángeles y demonios,
así te encontré yo...

Valeria Elías


Mi querido amigo, la felicidad me hizo llorar, los años, las experiencias, las cosas compartidas, y la necesidad de decirte lo que ninguno jamás se atrevió a preguntar.... Llegué a pensar que todo se perdería y quedaría solo el recuerdo de algún momento en particular. Gracias por darme esta posibilidad, gracias por abrazarme cuando lo necesite sin preguntar, busque tu música, que era nuestra en esas largas horas de chat, de cervezas y de ganas de conversar pensando en la infinidad del tiempo... Que glorioso momento, volver a mirarte y sentirte parte de mi felicidad... Los amigos de verdad nunca dejan de ser amigos... Creeme una cosa... aún mis lágrimas no paran de recordar... 

1 comentario:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola!!!

Siempre un placer visitarte!!

Te dejo abrazoss y besotes grandotes!!

Beatriz