jueves, marzo 19


Llueve,
las gotas se aventuran
para hacer sonido en la ventana.
Llueve en esta noche
en la que perros ladran
y un amor pelea su último suspiro.

Llueve,
como sinónimo de que todo cambia,
todo mejora, o no...
Una noche de negociaciones
entre las almas y dios.

Valeria Elías

12 comentarios:

Rejog dijo...

Hola. Gracias Por el apoyo.

Gittana dijo...

intenso y hermoso!!!! como una lluvia torrencial!!!!

etterna tanay

Poetiza dijo...

Bello. Llueve afuera, adentro llora mi alma.................. Tus versos sollozan preciosos. besos, cuidate.

Kroket dijo...

Un insulto? pardieZ....
Y quien osa, no mas es mi intencion estar cuando puedo y no cuando debo, pues deber se debe hoy y ayer !

Cambiar lo que es cambiar ...
Si se gusta no se cambia , se recuerda , se ama , se desgasta , pero cambiar no se cambia!
Ni en suspiros ,ni en batallas , ni en soledades ni en amistades , cambiar , lo que es cambiar ...
Si se gusta no se cambia!

Tarde , pero vuelvo, soRRy(disculpas) y besos.

________________kroket

Allek dijo...

no hay nada mejor cuando llueve..
y esa agua se lleva la suciedad que nos rodea...
un abrazo..

Mar y ella dijo...

La lluvia siempre llega para lavar lo que se ha enlodado;como también para rozarnos con sus gotas la cara y hacernos sentir siempre vivos....

UN abrazo...
Mariella

SILENO dijo...

la lluvia siempre trae nuevos aires, se lleva lo que estaba anteriormente depositado en nosotros, en los cristales por los que vemos pasar las horas, dejandonos ver de nuevo de una manera más nitida.

la lluvia nos permite refrescarnos, tiritar y remover nuestro cuerpo.

la lluvia limpia el aire y lo deja más limpio y nos permite volver a respirar.

nuestro corazón de vez en cuando necesita una pequeña lluvia para volver a florecer.
un beso.

Robin dijo...

La lluvia parece ser el escenario perfecto para negociaciones de ese tipo.


Un placer volver a leerte.

Un beso.

†Tobro InFernaL† dijo...

Es hermoso ver caer las gotas de lluvia que vienen y se estrella en todo mi cuerpo... aqui tambien llueve.

Un beso!

Máximo Ballester dijo...

Entiendo esas negociaciones a alma abierta donde la lluvia ya hizo lo suyo. La incertidumbre del afuera mojado y nuestro interior tratando de abarcarlo todo como en una aventura cósmica y vital.

Un beso grande, vale!

Carlos dijo...

La lluvia y la noche, imposible no escribir.

Saludos.

digler dijo...

llueve y cada gota se convierte en testigo de todo cuanto acontece