viernes, marzo 13


Esa necesidad constante

de agua sedienta,

el impulso oceánico de llegar

a playas desiertas.

Esa distancia maldita que revoluciona

la cabeza,

de aquellos que sin piedad y con temor

se arriesgan a la distancia

creyendo tan sólo en el amor...

La búsqueda constante

de soles antes de la primavera

y el encuentro siempre certero

con la luna traicionera.

Esa incesante necesidad

de mirarnos a los ojos

de decirnos las palabras

y de sentir el sabor de la piel

cuando la luz se apaga.

La soberanía de tu sombra que se presenta

cuando el alma llora,

preguntando qué será.

Valeria Elías


6 comentarios:

Gittana dijo...

Vale hermosa!!!!! que lindo que es sentirse así... enamorada!!!! y extrañar a esa persona hasta en las entrañas!

^^Reborn_Of_Darkness^^ dijo...

uno siempre busca soles aun en el invierno
despues de todo es la esperanza la ultima en morir no?...
che altos pelos los de el
a jajaja hay yo siempre tirando pavadas jaja

Pp. dijo...

Nada más la imagen lo dice todo,
y al leerlo.. que bello.
Gracias por compartirlo!

Buenas noches. =)

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Que bonito, se que me repito en mis palabras pero es la verdad, eres una persona con una preciosa sensibilidad y ternura!

Amiga te dejo un relajante abrazo y un besote.

Beatriz

Robin dijo...

Hablas de esa trampa dulce que es el amor,
de esa búsqueda hasta llegar a playas, tal vez desérticas,
de esa sed insaciable
o del ansia de un sol nuevo.
Inquietudes…sentimientos…vida.

Un beso.

Kadannek dijo...

¿Cuál es el error de entregarse al amor? el amor es algo más que distancias o cercanías físicas, eso no lo no derrota o engrandece. Entiendo que hay ciertos factores necesarios, pero no esenciales. Usted ama a quien ama donde sea.. El amor no tiene límites raciales, geográficos o linguísticos, uno mismo es quien le pone limitaciones.

Me encantó la imagen en perfecta sintonía con los versos.

Un gran saludo, buena tarde.