jueves, agosto 27

A esa primera persona...

Todo el secreto del alma

Se guarda en los ojos,

Cada mirada busca develar el misterio

Ante quien atento intenta percibir la esencia.

Mirando profundamente en el sueño despierto

De quien busca incansablemente ir más allá:

La verdad y la belleza.

Pobre poeta inquieto, sediento de paz.

La pasión se propaga por las pestañas

Simbolizando las lágrimas de su esperanza,

Pronto ríos que correrán por la sangre

Y serán versos para aquellos otros ojos.

La certeza de que en cada mirada hay un mundo

De que los ojos no mienten, menos aún tristes….

La belleza de la luz que los ojos prestan en el recuerdo

Y la seguridad de que esa misma mirada ya es parte del alma mía.

Valeria Elías

7 comentarios:

Rafu dijo...

wow... ¿será que los ojos tristes no mienten? Tal vez, quizás... me han dicho que mis ojos parecen tristes todo el tiempo. Qué tengo una mirada como triste y perdida. Y pues, yo si miento... hehe... no mucho pero...

Y por cierto, alguna vez me pregunté si a alguien podría gustarle esa canción de Alejandro Saenz, no me gusta, me quedo con la que cantaba con Shakira =p

Pero bueno, besos, que todo ande bien por allá.

Adolfo Payés dijo...

WOW que bello. como siempre que entro y hago mio tus versos.. maravillosos..

Un abrazo
Saludos fraternos
Besos

sO! dijo...

Una mirada traslucida, transparente deja sonocer el alma de una persona.

Besitos, precioso poema

Alexander dijo...

Creo que una de las complicaciones más grandes que puede llegar a sostener un poeta es la de sembrar paz...
la exuberancia lo hace acomplejado...
es como ese árbol que crece sin raíces y firme se sostiene sin tocar el suelo...

Lágrimas secas endebles al alma...
hermoso escrito, me encanto!

RECOMENZAR dijo...

Valeria mas bonito que nunca te envio besos con alas de mi alma a la tuya

Carla dijo...

Que belleza Valeria... conmovedor!

Mar y ella dijo...

Valeria que belleza,gracias por tan lindo regalo...


Mariella