miércoles, diciembre 2

La fuerza que debe hacer
una mariposa para salir
de su nido,
es lo que fortalece sus alas
y sobre todo determina
su perduración y capacidad de desafío.
Una metamorfosis total,
una revolución que destruye y construye.
Pasa de un estado a otro,
todo se transforma,
no se pierde, muta.



El cambio es lo esencial
para que la vida perdure.

Valeria Elías

4 comentarios:

WHO dijo...

Bien ciertas tus palabras, el cambio mejora el futuro si existe un buen presente, personalmente es inevitable cambiar, variar con las experiencias vividas pero jamás trasformarse en otro, eso nos despersonalizaría por completo , tampoco se tarta de eso.
Un beso clásico, Who.

Poetiza dijo...

Hay que sufrir para merecer. Lindo poema, besos, cuidate.

SOMMER dijo...

Renovarse o morir. Ahí está la clave..
Abrazos

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Bonito poema, siempre en cada una de tus letras, se dibuja una hermosa delicadeza.

Siempre es un placer para mi ser, pasar a visitarte, aun no lo haga con la frecuencia que mereces, pero no dispongo del tiempo que desearía.

Recibe un cálido y enérgico abrazo de luz para tu ser.

Beatriz