sábado, junio 5

Este es un oficio ingrato,
no hay horas, días, descansos,
vacaciones, ni feriados.
Digo, es un oficio ingrato
mientras escarbo en el recuerdo
cosas para el olvido,
y busco decir en palabras
lo que antes ya fuera dicho.
En este oficio, hay amor,
hay dolor, hay lluvia,
hay hambre, hay sueño,
hay incomodidad, hay paz…
Nos sobra todo, y nos falta nada…
Malditos y benditos
portadores de la palabra,
dueños del silencio…
Amigos de la vida,
amantes de la muerte,
esclavos del amor…
Este oficio es sólo para valientes:
aquellos necios que aún buscan
la verdad en forma de canción.

Valeria Elías

5 comentarios:

WHO dijo...

No lo tengo por oficio aunque bien me gustaría, pero como escritor amateur me siento siempre en deuda conmigo sino expreso aquello que me brota del intelecto y el corazón, los adjetivos que nos dedicas de soñadores son los adecuados.
Ojalá siempre existan personas con el ánimo de cambiar el curso del mundo en beneficio de un planeta más amable para todos, inclusive los ricos.
Un beso, Who.

Alberto de Jesus Goicouria dijo...

lleva la dinámica de la vida!. Me gustó, pero porqué necios?. Besos!!!
Albert

Richard Torchiani dijo...

mmm, ayer escribí un coment y no apareció =(

muchos, muchos saludos por los días ausente

Poetiza dijo...

Amiga, paso a leerte y dejar saludos y un beso, cuidate mucho.

mariela dijo...

este lugar es increíble mea ha hecho volar pareciera que el espacio aquí es infinito cuanto me puedes enseñar te necesito una y mil veces