jueves, junio 16

Sucumbo ante la tentación de lo prohibido.
Ardo en los pensamientos endemoniados del averno,
cada suspiro es un incesante éxtasis
el sudor comulga perdones pecadores.

Tus manos son ágiles víboras que se escurren entre mi cuerpo,

cada sensación produce un inesperado gemido

sin piedad tus dientes se clavan en el cuello
     y la sangre deja correr su pasión.

Miradas profundas sedientas de alquimia,

resentidos sinsabores buscando saciarse en sudor

un torbellino de movimientos en un suelo ardiente.


Acaso un sueño divino que olvidó dios?


Mi lengua recorre geografía perdida, prohibida para la castidad

siento el latir de tu corazón acelerado,

planeo tu muerte,

mientras acaricio los resto de vos.

Valeria Elías

1 comentario:

María del Carmen dijo...

Has dejado una sabia reflexión que emite una verdad absoluta.

Breve tu post pero integro e intenso en sabiduría.

Gracias por acariciarme en calma reflexiva y profunda.

Dejo mi huella y digo

Vengo de lejana tierra austral,
Buenos Aires es mi tierra,
Tierra mía de mi gran querer
Que al ritmo del dos por cuatro
Conforman quebradas y andares
De un utópico existir
En el cuál siembro mis huellas
En sincera amistad
Dejando paz por doquier,
Hoy vengo a dejar mi saludo
Como humilde ramillete
De aterciopeladas violetas
Junto a distinguida invitación:
Pasa por mis blogs
Y retira los premios y otros
Entregados con gran cariño
En cada uno de ellos
A puro sentir de mi corazón.
Allí te espero con cataratas
De premiosy detalles
Para que siempre
Recuerdes que en
estos lares hay alguien
Que en ti piensa!

Abrazos
Marita
Ir a:
www.walktohorizon.com

Y de ahí de paseo para retirar tus obsequios… ya disfrutarlos!
************************